Blanca Deolarte

Nací un 18 de Enero de 1984 en el puerto de Guaymas Sonora, México. ¡Orgullosamente costeña! Viví en mi pueblo natal hasta los 17 años porque por ser un lugar chico no había universidades así que para poder estudiar la carrera que había elegido tuve que irme a vivir  a Hermosillo, la capital de Sonora, que está a hora y media de Guaymas. Los primeros años de universidad iba y regresaba cada fin de semana porque a pesar de no ser muy hogareña la nostalgia de estar lejos de casa me hacia volver cada semana.

Estudié la Licenciatura de Diseño Gráfico, desde el primer día de clases hice amigas que aún frecuento, ademas de toparme con lo que más adelante seria mi profesión de vida. Terminando la universidad trabajé por 6 meses en una institución vinculada a la Secretaria de Educación Pública en Hermosillo, Sonora.  A pesar de que el ambiente laborar era de lo mejor, no duré mucho trabajando ahí. Por asares del destino me vine a Phoenix, AZ. Creo que necesitaba un cambio de aires, así que agarré todas mis cosas, las puse en el carro que compre con el sueldo de mis 3 primeros meses y emprendí mi viaje. Elegí esta ciudad porque aquí era un lugar seguro para mi. Tengo mucha familia viviendo aquí y siempre veníamos de vacaciones, así que consideraba Phoenix, como mi segunda casa.

Llegué en el 2006 con muchas ganas de entrar a la escuela a aprender ingles, aún no lo he echo, todavía está en mi lista de cosas por hacer. Trabajé en una imprenta como por 2 meses, en un día inesperado el dueño me corrió sin darme ninguna explicación. Ese mismo día una prima me consiguió trabajo en una pizzeria y ahí fue donde conocí a una persona que me contactó con otra persona que trabajaba en una revista muy reconocida actualmente en la comunidad.

En esa revista duré trabajando 8 años. Ahí aprendí a ser responsable, a llegar temprano y mucho más importante aún me dio la oportunidad de darme cuenta como el mercado latino trabaja. Ahí poco a poco me fui dando cuenta que hay carencia de información en cuanto al diseño gráfico para las empresas y es por eso que decidí abrir mi propia compañía a finales del 2014. Duré trabajando desde casa por 1 año y medio, y mi propia compañía me fui diciendo poco a poco que ya era tiempo de tener una oficina, así que en el 2016, me atreví a rentar una oficina y ponerle una dirección postal a lo que le llamé Hypernova Design & Printing.  En este poco tiempo que tengo con mi empresa he tenido la oportunidad de conocer gente maravillosa que me ha ayudado a seguir creciendo, como los son Veronica y Javier Acosta. Ellos con la excelente plataforma que tienen me han dado la oportunidad de experimentar una nueva faceta: la locución. Siempre me ha llamado la atención el comunicar y conectar con la gente, así que tomé la oportunidad de realizar este proyecto junto con mi compañera de micrófono: Eva Gonzalez. En donde las dos, con nuestra Esencia única tratamos de llegar a la gente y llevarle un rato agradable que los deje pensando sobre su propia esencia, para poder reconocer como seres humanos.